lunes, 29 de diciembre de 2014

Beneficios: Cuando muestres más características y demuestres más beneficios que tus competidores, siempre realizaras la venta.







Los clientes compran por una única razón, los beneficios o las prestaciones. Cuando un producto o servicio que estas vendiendo prometa prestaciones que valgan más para el cliente que el precio demandado, entonces ella o él comprará.

Nadie compra una broca de un centímetro porque quiera una pieza de taladro de un centímetro. El cliente quiere un agujero de un centímetro.

Nadie compra un frigorífico porque quiera un frigorífico. El cliente compra y paga un frigorífico porque quiere sus prestaciones. El cliente quiere controlar la temperatura de sus alimentos.

El éxito del vendedor al detalle depende de su habilidad para coger las características de un producto, lo visto o lo nunca visto, y traducirlas en ventajas o beneficios para un comprador prospectivo.



El vendedor profesional toma datos de cada uno de los rasgos de su producto y explica cómo proporcionarán al cliente maravillosos y emocionantes beneficios que añaden valor al precio ajustado por el que su compañía está dispuesta a venderlo.

Los clientes compran por una única razón, las prestaciones o los beneficios.
¡Los clientes no compran por las características! Las características no tienen valor hasta que demuestres lo que harán para el cliente.
Los clientes compran emocionalmente, no lógicamente.
Los clientes deben poder respaldar su decisión de compra lógicamente después de que posean su producto.



¡Nunca asumas que el cliente no tiene interés o ya sabe los beneficios del producto!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada